jueves, octubre 16, 2008

Trazos de grafito a la tinta

9 comentarios:

Santi dijo...

El raviolini es algo que me eriza los pelos de la piel entera, me irrita muchisimo!!!

Mercadito de barrio dijo...

jaja! es tal cual. lo peor es cuando alguno de tus lugares favoritos se transforma en cool de un día para el otro y lo perdès para siempre.

Cande dijo...

jajaja, la verdad que da bronca pagar 40 pesos por un risotto, pero son tan "lindos" los lugares "lindos" (un Pipí cucú, por ejemplo, que al lado tiene un edificio increíble).

GastonP dijo...

Y lo peor de los lugares cool, con mozos cool es que encima de que uno paga a través de la nariz, te hacen esperar horas para traerte la carne de vaca empanada entre dos farináceos!!!
Pero es el precio que hay que pagar...

gran-a dijo...

posta! ya ni con la ugis se puede contar!
Me gustan muchos tus trabajos, desde el chiste de la media docena de huevos de oceano y charquito,jeje.
Si queres chusmear mis historietas me re gustaria, saludos gran-a

Clarita dijo...

Santi: y el panini??? grrrr

Mercadito: casualmente eso le pasó a Santi que firma acá arriba con su Bar Savoy de la Av. Cabildo!

Cande: me resisto a asociar sordidez con atención amable y precios razonables, seguiré buscando!

Gastónp: sí, es que son "re-colgados", es parte del ser cool! jaja

Gran-a: muchas gracias!!!
:)

Anónimo dijo...

No podés estar más lo cierto...

Charito dijo...

a mi me pone de mal humor las cosas con "finas hierbas"...


muac!

sritam dijo...

¿¿¿y el colchón de verdes???? Muy lindo lo tuyo, estaré seguido por acá!